La sustitución de la carne, los lácteos y los huevos en la dieta crece a tal ritmo que los principales fabricantes se han puesto las pilas. Lo contamos en la Newsletter Expansión Alimentación y Distribución.

Plant based es la palabra que viene a designar la oleada de alimentos que están sustituyendo ingredientes de origen animal por los de origen vegetal. Hamburguesas veganas, leche de soja, bollería sin huevo ni leche…

El aumento del número de consumidores vegetarianos, pero también el de los que simplemente quieren reducir la ingesta de carne, está llevando a los grandes productores alimentarios a subirse al carro y apostar por este tipo de productos.

Algunas cifras: la organización ProVeg -una asociación que promueve la alimentación vegetal- dice en su último informe que en España hay 5 millones de veggies, aunque de estos, son 4,2 millones los flexitarianos, es decir, personas que comen cada vez menos carne, pescado y lácteos, aunque no renuncian del todo. Las estimaciones presentadas la semana pasada en el congreso Veggie2Bussines señalan que en 2030 más de la mitad de la población será, al menos flexitariana. El programa europeo Smart Protein revela que en dos años el consumo de alimentos veganos ha crecido en Europa un 49%. Las cifras se pueden consultar también en las páginas web de la Unión Europea.

Esta semana Nestlé ha lanzado gambas y huevos de origen vegetal. Son los últimos lanzamientos de esta multinacional que ya genera al año más de 930 millones de euros de ingresos de sus productos vegetarianos y veganos. Sus gambas están elaboradas con algas, guisantes y raíces de konjac -un tubérculo asiático-, mientras que los huevos se fabrican a partir de proteína desoja. Estos productos llegan después de que el año pasado Nestlé lanzara el falso atún Vuna, la leche de guisantes Wunsa y un KitKat de chocolate vegano.

Mark Schneider, consejero delegado de Nestlé, señaló: «Con el tiempo habrá una oportunidad de ofrecer una versión a partir de plantas de cada proteína animal existente… Creo que estamos ante una tendencia importante», según refleja Financial Times.

Nestlé no es el único gigante que ha entrado de lleno en esta tendencia. Unilever había ido incluyendo variaciones veganas en sus productos de marcas como Hellmann, Ben & Jerry, Knorr, Magnum y Cornetto. A comienzos de 2019 dio un gran paso al adquirir la holandesaThe Vegetarian Butcher, que ya era un referente dentro del sector vegano -se había fundado en 2010- y que se ha convertido en la marca de carne plant based de Unilever. Desde el año pasado, The Vegetarian Butcher suministra carne vegetal en España a cadenas como El Corte Inglés, Bon Preu, Esclat La Sirena, así como a través de Amazon Prime Now y Glovo. También es el proveedor de Burger King Europa.

El pasado julio Unilever se marcó como objetivo llegar a los mil millones de euros de ventas de alimentación vegetal en el plazo de cinco años, entre carnes vegetales y alternativas lácteas. Esta es una de las líneas de trabajo de su programa Future Foods.

Macarrones al huevo… sin huevo

También Barilla está sustituyendo ingredientes en su línea Protein +. La tradicional pasta al huevo de esta división ya no lleva huevo, sino que se elabora con lentejas, garbanzos y guisantes.

Si echamos la vista atrás, la empresa pionera en carne vegetal fue la estadounidense Beyond Meat, que nació en 2009 y empezó a vender tiras de pollo vegetarianas en 2012, y de ahí pasó a la hamburguesa. Atrajo a grandes inversores y ha tenido un notable recorrido en bolsa. Hoy es el referente y el proveedor más importante de la industria alimentaria, con PepsiCo entre sus clientes.

En España, un proceso similar fue el de la compañía Heura, una startup que dio un salto cuando entró en el programa de aceleración Lanzadera de la mano de Mercadona y en junio protagonizó una importante ronda de financiación. Ahora está ampliando su catálogo.

También se ha hecho un hueco la navarra Coposa, que tradicionalmente elaboraba salchichas y diversificó en productos veganos, que el año pasado fue adquirida por el grupo Nuttra.

Tensión en los ingredientes

Por el lado de los ingredientes, este éxito de la proteína vegetal ya empieza a dar problemas. El mayor productor de mundo de proteína a partir de guisantes, la francesa Roquette, avisó recientemente de que el aumento de la demanda está generando tensiones y la producción pronto no será suficiente.

También en España hay grandes compañías trabajando en ingredientes destinados a la industria de la proteína vegetal. El grupo valenciano Dacsa, conocido por su marca de arroz, y que también suministra cereales a numerosos fabricantes, compró hace cinco años la empresa zamorana Molendum Ingredients, especializada en harinas, que ahora es su filial dedicada a la proteína vegetal. Este año ha arrancado la primera planta española que produce proteína vegetal texturizada húmeda que denomina Pesol Pea, la clave para la cerne vegetal.

Más temas en la Newsletter Expansión Alimentación y Distribución

En la edición de esta semana recogemos otros temas del sector.

El consejero delegado que despidió Danone en marzo, Emmanuel Faber, ya tiene nuevo destino: ha fichado por un fondo de capital riesgo especializado en alimentación.

Además, al final no habrá fusión entre Carrefour Auchan, que han roto las negociaciones.

También Telepizza revela cuándo espera entrar en beneficios… y muchos más temas.

La Newsletter Expansión Alimentación y Distribución es una herramienta imprescindible para los directivos, inversores, consultores y lectores en general interesados en esta importante actividad económica.

Por AAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *